Presentación de El asesino de Bécquer

Vicente Álvarez traza una novela de intriga actual con la biografía de Bécquer de fondo

El escritor vallisoletano presentó ayer 'El asesino de Bécquer'

 

Una historia detectivesca, donde la intriga se diluye en la biografía del escritor Gustavo Adolfo Bécquer como faro narrativo dentro de una ciudad, Berlai, trasunto de un Valladolid hipermoderno con tranvías voladores por calles y entornos reconocibles. En este entramado se desenvuelve 'El asesino de Bécquer', una obra que Vicente Álvarez (Valladolid, 1963), escritor y colaborador de El Norte de Castilla, presentó ayer en la librería El Árbol de las Letras.

La novela lleva nueve meses en escaparates de ciertas librerías, aunque peripecias varias postergaron su presentación hasta ayer, convirtiéndola en «invisible» durante este tiempo, al decir de su autor. «Empecé a elaborarla en 1998 animado por indagar en la vida de Bécquer y escribir sobre él. En ella trabajé hasta el año 2000 y escribí 300 páginas, pero no encontraba el tono y decidí aparcarla», confesaba ayer el escritor vallisoletano ante una veintena de amigos y seguidores de sus libros. En este tiempo Vicente Álvarez ha escrito otras obras, entre ellas, 'El Necronomicón nazi' en 2007, novela negra protagonizada por el detective de libros Ariel Conceiro, personaje que vuelve de nuevo a cobrar vida en 'El asesino de Bécquer' y con el que Álvarez muestra tanta avenencia que pretende hacer una saga.

«Vicente ha aprovechado un género a veces considerado menor como es la novela negra para hacer una obra culturalista, pues es un erudito», afirmó la profesora del departamento de Literatura de la UVA Susana Gil-Albarellos al diseccionar la obra en público, de la que elogió el deleite que logra el lector aprendiendo. «Vicente ha elaborado una biografía de un personaje fascinante como Bécquer y la ha incluido en esta novela». El escritor romántico, su vida y su obra literaria guían los derroteros de una trama detectivesca que da forma a este relato, el que más le ha costado escribir a Vicente Álvarez que, como buen aficionado al ciclismo, y al Real Valladolid, persevera y no afloja. «Querido y odiado, este es un libro muy especial», sentencia.

 

Noticia más videorreportaje en El Norte de Castilla

 


© Vicente Álvarez 2017